Lohnsteuerhilfevereine – un apoyo en la declaración de renta para los asalariados y jubilados

Hace unos 60 años, los asalariados, jubilados, parados y pensionistas se encontraban solos y sin ningún apoyo en el laberinto de los impuestos de la renta. Si, a lo mejor, habían conseguido encontrar un asesor para sus problemas, apenas lograban pagar sus altos honorarios. Después de que los sindicatos atacaran esta situación penosa, el legislador creó jurídicamente la entidad de los Lohnsteuerhilfevereine mediante el párrafo 13 del Steuerberatergesetz. Estos constituyen una entidad de auto-ayuda para los asalariados y persiguen la meta de ofrecer apoyo en cuestiones de impuestos, sobre el sueldo y en ciertos casos de declaración de la renta sobre las personas físicas. Con esta medida, el legislador ha logrado ofrecer un tipo de asesoría tributaria de alta calidad a precios asequibles para los asalariados de cualquier nivel de sueldo.
 
La ventaja de los Lohnsteuerhilfevereine consiste en que no actúan con intención de lucro, sino que trabajan cubriendo sus gastos. Por eso, piden una cuota de socio relativamente baja en comparación con la amplia ayuda tributaria que brindan. A diferencia de otras profesiones tributarias, los Lohnsteuerhilfevereine no pueden liquidar por gestión individual; sólo pueden exigir una contribución fija, calculada muy a menudo por razones sociales. Quien menos gana, menos debe pagar.
Esta cuota comprende la consulta tributaria del socio, la preparación de la declaración de renta y/o la solicitud de reducir los impuestos sobre el sueldo ya pagados e incluye enviarla al departamento correspondiente de Hacienda; el cálculo de devolución o entrega de impuestos, comprobar la notificación de los impuestos y oponerse a la notificación incorrecta - si hay diferencias en cuanto a la declaración - y, en tal caso, presentar una demanda frente al Tribunal de Hacienda. Mientras que el asesor fiscal puede liquidar cada gestión, los Lohnsteuerhilfevereine no tienen permiso de hacerlo. Con la cuota anual del socio, todos los servicios están pagados.
Frente al asesor fiscal, el Lohnsteuerhilfeverein sólo puede ayudar en delimitados casos de la declaración. Ellos aconsejan a sus socios en:
 
1. la declaración de renta (Einkommensteuererklärung)
2. la ayuda estatal para hijos (el Kindergeld; asesoría y solicitud)
3. la ayuda para viviendas con la ayuda para hijos (Eigenheimzulage mit Kinderzulage; asesoría y solicitud)
4. la evaluación matemática y facticia de la notificación de los impuestos (Steuerbescheide)
5. la evaluación de recursos formales, incluyendo una demanda frente el Tribunal de Hacienda en caso de una notificación obviamente falsa.
Además puede ofrecer:
• la solicitud de reducir los impuestos sobre el sueldo (Lohnsteuerermäßigung) 
• la solicitud de liberación de ingresos de capital y ahorros (Freistellungsantrag bei Einnahmen aus Kapitalvermögen)
• el cálculo de devolución de ingresos (Berechnung der Steuererstattungshöhe)
• la elección de la clase conveniente en la tarjeta de impuestos (asesoría)
En caso de la declaración de renta sólo pueden actuar en caso de ingresos de:
• un trabajo dependiente,
• la jubilación con sus ingresos y
• gastos de alimentación (Unterhaltsleistungen) o
• cuando se vive en su vivienda/casa propia,
 
en este último caso también en cuanto a:
• los ingresos de ahorros (p.e. intereses, fondos),
• los ingresos del alquiler o arrendamiento (por ej. el alquiler de casas o viviendas, el arrendamiento agrario),
• los demás ingresos (por ej. ventas privadas).
Los ingresos de estos 3 clases de ingresos no deben superar a 18.000 € en caso de una persona y 36.000 € en caso de un matrimonio.
La ayuda por un Lohnsteuerhilfeverein se atribuye por una sucursal local (Beratungsstellen). Para el socio, esto tiene la ventaja de que en el caso de mudanza puede encontrar probablemente otra sucursal en su cercanía. Así se puede tener una asesoría continua.
 
Como comprueban encuestas recién realizadas, los ciudadanos confían plenamente en los servicios de los directores de las sucursales. Esta confianza no viene así por las buenas: Mientras otros expertos en consultas tributarias se dedican al sistema tributario en general, los Lohnsteuerhilfevereine se han especializado en cuestiones fiscales de asalariados. Los directores de las sucursales de los Lohnsteuerhilfevereine son los contactos adecuados para cuestiones tributarias de los asalariados en el marco de la competencia legal ya mencionada.
El legislador ha valorado los éxitos de la auto-ayuda de estas entidades de asalariados para asalariados y ha ampliado sustancialmente sus competencias asesoras por varias reformas legislativas.
También el ciudadano puede sentirse protegido por las sucursales asesoradoras de los Lohnsteuerhilfevereine. El estado mismo forma su órgano de control y revisa la calificación personal y profesional de los directores de las sucursales asesoras.
 
Los Lohnsteuerhilfevereine se toman muy en serio la formación profesional de sus directores de las sucursales. Muchos Lohnsteuerhilfevereine someten a los directores a un examen anual así como a una formación especial con un examen ante una asociación de exámenes externa.
 
Al ejercer sus ayudas, los Lohnsteuerhilfevereine, como los asesores fiscales, están sometidos estrictamente a las leyes. Tienen que ejercer su ayuda de acuerdo con la materia, concienzuda y discretamente. Además, están jurídicamente obligados de tener un seguro de responsabilidad profesional para sus socios, por si hubiera daños materiales.
En resumidas cuentas, se puede considerar que los Lohnsteuerhilfevereine son imprescindibles en el sistema fiscal de la República Alemana.

website templates